Mikel Varas

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente

Artista

Biography

My name is Mikel Varas. I write sculptures and sculpt poems, using different materials, like stainless steel, wood, among others.  I use light and shadows to write in the air, so they can be read from a birds-eye view, so that everybody can read them, as well. Shadows show our fear and our lack of knowledge. Light builds upon the questions. The answer is found in every eye, in every intuition, in every mind, in which the circle of our ignorance and our wisdom closes its shape.

The world is a huge city where each of us finds the meaning of our lives. It is written in the meanings of buildings, streets, neighborhoods, beds, roofs, etc. It is written in our fight against each other for a place to stay, a place to exist, a place to go. There no space enough for all of us everywhere and this fight reflects on the mirror of their own limits. Each moment, something breaks, and between light and emptiness, it creates shadow and gives light its full meaning.

The starting point of my art is the dialogue between social spaces, the places each human being occupies. This place has its own space and time dimensions, as well as the inter-human and inner-human dimensions. It is the point where two people connect to each other.

That connection curves the steel, arises from the pieces of wood, and turns into emotions. The emotions that make the world human. The emotions that show that human beings are truly human.

Biografía

Mi nombre es Mikel Varas. Escribo esculturas y esculpo poemas, partiendo de materiales como el acero inoxidable, madera... Me sirvo de la luz y de las sombras para escribir palabras en el aire, para que los pájaros puedan leerlas. Para que todos nosotros podamos, asimismo. La sombra muestra nuestro miedo y nuestra falta de conocimiento y la luz construye la pregunta. La respuesta está en cada ojo, encada intuición, en cada cerebro en el que se cierra el círculo de nuestra ignora ncia y nuestro conocimiento.

El mundo es una enorme ciudad, donde cada uno de nosotros encuentra el sentido a sus vidas. Está escrito en el significado de los edificios, de las calles, de los barrios, delas camas, de los techos. Está escrito en la lucha entre nosotros por un lugar en el que estar, por un lugar en el que existir y al que ir. No hay sitio para todos en todos los lugares y la lucha se refleja en el espejo de sus propios límites. Cada instante, algo se quiebra y, situado entre la luz y el vacío, crea la sombra y hace que la luz tenga sentido.

El punto de partida de mi arte es un diálogo con los espacios sociales, con los lugares que cada ser humano ocupa. Este lugar tiene sus dimensiones espaciales y temporales, y también tiene sus dimensiones intra-humanas e inter-humanas. Es el punto donde dos personas conectan.

Esta conexión curva el acero, brota de las tablas de madera y se traduce en emoción. Una emoción que hace humano al mundo. Una emoción que muestra al ser humano que es humano.

Mikel Varas